Input your search keywords and press Enter.

La Fiscalía investigará arribo y misión del grupo de élite español que desató impasse diplomático

(La Razón).-La Fiscalía decidió investigar la “incursión” de encapuchados españoles a la residencia de México, donde están asiladas exautoridades del gobierno de Evo Morales. El fiscal General, Juan Lanchipa, informó que se activarán los mecanismos jurídicos de cooperación internacional para conocer quién autorizó el viaje a Bolivia de ese grupo de élite y con qué fines.

“Vamos a activar todos los mecanismos de cooperación jurídica internacional para tener la información de quienes han sido las personas del Reino de España que han ordenado el viaje (de ese grupo de élite), entendemos que esas personas no pueden desplazarse del suelo español sin previa autorización de autoridades”, explicó.

La decisión fue anunciada este viernes, luego que en la mañana se conociera que ese grupo de élite español abandonó Bolivia. Estuvieron encapuchados cuando fueron descubiertos el viernes 27 en dos vehículos oficiales que trasladaron a dos diplomáticos hasta la residencia mexicana, en el condominio La Rinconada, donde están asiladas exautoridades bolivianas.

Se conoció que los encapuchados pertenecen al Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional española. Circuló versiones sobre su ingreso a Bolivia con pasaportes falsos, sin embargo ese extremo no fue confirmado y será parte de la investigación que estará a cargo de la Fiscalía Departamental de La Paz.

“Estamos instruyendo a la Fiscalía Departamental de La Paz que pueda solicitar vía consular, a través de la cooperación jurídica internacional, declaración informativa de autoridades españolas para ver si es verdad que esas personas que vinieron a La Paz y que estuvieron portando pasaportes falsos”, amedrentando y vulnerando la soberanía de nuestro país, sostuvo.

Justamente la actuación de los encapuchados derivó en la expulsión de la embajadora de México María Teresa Mercado; de la encargada de negocios de la Embajada de España, Cristina Borreguero, y del cónsul de ese país, Álvaro Fernández. España inició una investigación del hecho que tensó la relación diplomática.

Representantes de la Unión Europea llegaron a Bolivia y sostuvieron reuniones con diferentes autoridades para conocer detalles de lo ocurrido. Lanchipa informó que la Fiscalía tomará contacto con esos representantes para coordinar actividades tendientes a esclarecer la presencia y objetivo del grupo de élite español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.